ES EN

El Corsario

Coreografía: Anna-Marie Holmes

Argumento

Primer acto 
En el Gran Bazaar, en medio de un gran bullicio, compradores y traficantes tratan bellas esclavas. Conrad y sus amigos llegan a puerto en el momento en que Lankendem, el vendedor de esclavas, se encuentra en plena faena. Conrad ve a la esclava Medora junto a su amiga Gulnara y queda completamente enamorado de la primera. Lankendem ha reunido ese día a los poderosos pashás para realizar una gran subasta de esclavas argelinas, palestinas y también de Medora y Gulnara. El seid pashá queda prendado de Gulnara y la compra. Lankendem había guardado a Medora para el final, y cuando el seid pashá le ofrece todo el dinero que le queda por ella, aparece un forastero (que no es otro que Conrad disfrazado) y logra comprarla. Mientras tanto, los amigos del Corsario toman prisionero a Lankendem y liberan al resto de las muchachas, menos a Gulnara quien ya había sido llevada al palacio del seid pashá.

Segundo acto 
En la caverna de los piratas, Medora intenta persuadir a Conrad para que abandone la vida de pirata y libere a las prisioneras, pero Birbanto y sus amigos no están de acuerdo pues ellos pensaban venderlas repartiéndose las ganancias. Se desata una pelea en el grupo de los piratas. Birbanto pacta con Lankendem para darle un somnífero a Conrad y así poder llevarse a Medora. El plan surte efecto y los dos se llevan raptada a Medora mientras Conrad duerme.

Tercer acto 
El seid pashá está en su palacio rodeado de odaliscas que bailan para él. Llega Lankendem y le trae como sorpresa a Medora, quien baila tristemente pensando aún en Conrad pero se alegra luego al reencontrarse con su amiga Gulnara en el Jardín Animado. El seid pashá, seducido y embriagado con tanta bella mujer, sueña mil fantasías en el Jardín Animado pensando ya en convertir a Medora en su esposa primera. Conrad y sus amigos llegan al palacio disfrazados de peregrinos y logran liberar a Medora y Gulnara. Durante la fuga, el Corsario se entera de la traición de Birbanto, lo enfrenta y lo mata. Huyen hacia el barco y emprenden viaje. Los alcanza una tempestad que los hace naufragar. Conrad, Medora, Alí y Gulnara se salvan increíblemente y llegan a tierra firme. Desde allí parten en busca de la felicidad.