ES EN

El lago de los cisnes

Coreografía: Raúl Candal

Argumento

Primer acto / Cuadro 1
Es el día en que el príncipe Sigfrido conmemora sus dieciocho años. Se encuentra en terrazas de palacio celebrando junto con sus amigos, con parte de la corte y con campesinos. La llegada de la reina y su séquito interrumpe la fiesta y le recuerda al príncipe que llegó a la edad en la que debe casarse y asumir nuevas responsabilidades en su vida y en el reino. La reina ha preparado un gran baile donde las mayores princesas de la nobleza se presentarán ante el príncipe para que escoja a una de ellas como esposa. Sigfrido se siente abrumado con la pérdida de su libertad y con la obligación de tomar una decisión que cambiará su vida. La reina le regala una hermosa ballesta. Sus amigos y compañeros lo invitan a cazar a orillas del lago, pues han visto pasar una hermosa bandada de cisnes.

Cuadro 2 
El príncipe y sus amigos llegan a orillas del lago cuando la luna ya comienza a salir. Ven a los delicados cisnes blancos. Sigfrido al apuntar sobre ellos se da cuenta que tienen formas y facciones de mujer. Uno de ellos, Odette, lo atrae y ante su intento de escapar asustada, él la detiene. Odette le cuenta que Von Rothbart la mantiene cautiva junto al resto de los demás cisnes que también fueron princesas como ella. Lo único que puede romper el hechizo es una promesa de amor y fidelidad eternos. Sigfrido, rendido ante los encantos de Odette, le confiesa su amor y le da su palabra de ayudarla a ella y al resto de las princesas. Al llegar los primeros rayos del sol, vuelven a su forma de cisnes. Antes de despedirse, Sigfrido le jura amor.

Segundo acto / Cuadro 1 
En el palacio se desarrolla la fiesta organizada por la reina en honor a su hijo. La corte y las diferentes embajadas representantes de lejanos reinos amigos lo saludan. Sigfrido se encuentra como ausente, angustiado por la inminencia de su casamiento y de su nuevo futuro. Hacen su entrada y presentación las princesas invitadas para que el príncipe elija a una de ellas. Súbitamente aparece, con Von Rothbart, una princesa que no estaba invitada: Odile. Sigfrido cree ver en ella a su amada Odette. Juntos bailan,  Sigfrido queda preso de sus encantos. Le comunica a su madre que esa princesa será la elegida. Von Rothbart le exige que le haga un juramento de amor eterno ante toda la corte. En el momento en que Sigfrido cumple, se da cuenta que ha sido engañado, que Odile no es Odette, a quien ve a lo lejos en el lago desesperada. Von Rothbart y Odile huyen. Sigfrido sale en busca de su verdadero amor.

Cuadro 2 
Sigfrido se ha dado cuenta que su terrible error condena por siempre a Odette y a los demás cisnes. A orillas del lago las jóvenes cisnes reciben a Odette, quien les cuenta lo sucedido. Sigfrido las alcanza y ruega el perdón de Odette. Von Rothbart regresa victorioso al lago para disponer de lo que es suyo. Odette y Sigfrido lo enfrentan; luchan en vano, pues el trágico maleficio no puede ser ya deshecho. Odette, ya sin esperanzas y con la tristeza de la traición de Sigfrido, decide arrojarse desde lo alto de un peñasco al lago. Viendo esto, Sigfrido, que no concibe su vida sin Odette y se culpa por lo sucedido, también se arroja al lago. Sacrifican sus vidas y su amor para vencer a Von Rothbart y liberar al resto de los cisnes. Sobre el lago aparecen los espíritus de Odette y Sigfrido, ya juntos para siempre.