ES EN

ENTREVISTA A JULIO BOCCA EN ARGENTINA

13/10/2016

Julio Bocca conversó con la agencia argentina de noticias Télam, sobre la presentación del BNS | Ballet Nacional Sodre en el Teatro Coliseo de Buenos Aires el 25 y 26 de noviembre. Les compartimos a continuación la nota:

El destacado bailarín y actual director del ballet de Uruguay, Julio Bocca, sostuvo que dentro de sus deseos está el de dirigir "más adelante" a la compañía del Colón o "ayudar al ballet argentino", a la vez que anunció la visita al país del grupo que dirige para el 25 y 26 de noviembre en el Teatro Coliseo.

(Para comprar entradas hacer click aquí.)

Luego de 35 años de carrera en los que bailó con las principales compañías del mundo y recibió menciones y premios de los más destacados de la disciplina, Bocca se retiró en 2007 para en 2010 hacerse cargo de la dirección artística del ballet uruguayo del Sodre, al cual consiguió posicionar en los primeros planos del mundo.

"Antes había funciones para 15 ó 20 espectadores. Hoy vendemos entre 15.000 y 25.000 localidades", le dijo Bocca a Télam en una entrevista sobre el escenario del Teatro Coliseo, en una jornada que comenzó a las cuatro de la mañana, cuando su avión procedente de Cali aterrizó en Ezeiza.

Desde que se puso al frente del Sodre, el ex niño prodigio de la danza no paró de trabajar: a esa excursión a tierras colombianas fue con dos parejas del ballet y luego de pasar por Montevideo se embarcará para Guatemala, Madrid y Barcelona, además de las presentaciones que tendrá en tierra charrúa (ONEGIN del 27 de octubre al 11 de noviembre - Entradas en venta aquí) y en Buenos Aires.

Con el nombramiento de Bocca como director del Sodre, hecho por el ex presidente José Mujica, también comenzaron las refacciones en el edificio donde trabaja la compañía, un hecho retratado en la película "Avant" y que el propio director artístico resalta como algo positivo en su carrera.

En vez de quejarse, por ejemplo, por haber tenido que comprar la tapa de un inodoro el primer día de trabajo, Bocca reconoce que le "encantó ser parte de la reconstrucción del teatro y poder ver cómo se fue amoldando a lo que tiene que ser".

"El trabajo que hicimos fue bastante duro, aunque esta compañía tiene una historia de 82 años, no la inventé yo. Nosotros introdujimos cambios muy grandes, como la cantidad de horas de trabajo, el número de funciones por año y el hecho de tener programa de acá a dos años", aseguró.

"Hoy -agregó-, cuando se levanta el telón es como ver a una compañía de los Estados Unidos o de Europa. Nosotros respetamos mucho al público, si hay paro la función se hace igual. Nosotros nos alimentamos gracias a los impuestos de ellos, y eso hay que retribuirlo".

A Buenos Aires traerá cuatro obras: "One and others", del coreógrafo argentino Demis Volpi ("el niño mimado de las grandes compañías"); "Le Petite Mort", de Jiri Kylian ("al verlo produce un orgasmo de lo hermoso que es"); y los clásicos "El corsario", de Marius Petipa, y la suite de "Don Quijote", con coreografía de Silvia Bazilis y Raúl Candal.

"Esta es la segunda vez que vengo con el Sodre a la Argentina. La primera fue en el Teatro Colón con una función muy especial y emocionante para mí por este contacto con el país. También es lindo volver al Coliseo, donde trabajé la primera vez en 1987", afirmó el director del Sodre.

Bocca se fue vivir a Montevideo, según explicó, en búsqueda de una "vida normal, para poder caminar por la calle o ir al supermercado".

Debido a esa paz que encontró en la capital uruguaya ("en la Argentina siempre estaba de giras o trabajando, no tenía descanso", dijo), afirmó que le sería complicado volver a vivir a Buenos Aires, aunque dejó entrever que la danza nacional le atrae y que en un futuro le gustaría dirigir al ballet del Colón.

"Más adelante me gustaría dirigir al ballet del Colón y ayudar a la danza Argentina", sostuvo, tras lo cual acotó que no se ve viviendo en una "gran ciudad como Buenos Aires": "En Montevideo veo el atardecer desde mi casa cuando vuelvo del trabajo".

Uno de los objetivos que se había puesto Bocca cuando inició su carrera fue el de quitarle la etiqueta de "elite" al ballet y el de llevarlo a todos lados porque "si había que bailar en un estadio, se hacía".

"A veces armábamos el escenario con barriles de petróleo y tablones de construcción. Era lo que había y bueno, había que hacerlo", comentó, a la vez que destacó que en Uruguay se generó una especie de "identidad" entre la compañía y la gente, al punto de que ver grupos de jóvenes con patinetas en las funciones.

"El público es de mucha diversidad. Hacemos funciones para niños y escuelas rurales, que traen 2000 alumnos a ver funciones especiales.

También vienen chicos de campo y de las ciudades más pobres del país.

Entendieron que el teatro es de ellos, de la gente", agregó el director de un Sodre que estaba olvidado y derruido y que hoy compite en un primer nivel.

"El objetivo es estar dentro de las diez mejores compañías del mundo", sentenció Bocca.

Nota: http://www.telam.com.ar/notas/201610/166118-julio-bocca-mas-adelante-me-gustaria-dirigir-ballet-colon.html