ES EN

Una mirada más cercana a Hamlet Ruso

15/03/2017

Visión del coreógrafo de Hamlet Ruso

Boris Eifman se basa en la vida del Príncipe Pablo, que se convertiría en el zar Pablo I de Rusia. El coreógrafo no sólo se propone representar la conocida trama de la verdadera historia de la dinastía Romanov; (la lucha por el poder entre la Emperatriz Catalina la Grande y su hijo), sino que brinda una mirada profunda sobre la psiquis, un punto de vista filosófico sobre la forma en la que el poder político corrompe las relaciones humanas y lleva a las personas a colapsar, sumiendo al príncipe de la corona en un estado de locura.

“La vida del Príncipe Pablo, luego Pablo I de Rusia, tiene una sorprendente semejanza con la del Príncipe Hamlet (contemporáneos ya comenzaron a llamarlo ‘un Hamlet ruso’ durante su vida); es enigmática en más de un aspecto, llena de malos presagios y misticismo. Un joven Príncipe de un gran Imperio, con una mirada positiva y una brillante educación, ansiosamente se esforzó por prepararse para el servicio de su madre patria, pero el asesinato de su padre Emperador Pedro II; el disgusto de su madre Emperadora Catalina II, quién temía a su propio hijo y heredero; la atmósfera de interminable espionaje, intriga, miedo y humillación fue lo que eventualmente llevó a Pablo a vivir en su propio imaginativo mundo de fantasía y alucinación, manía persecutora y soledad espiritual. Desde su infancia era propenso al misticismo (archivos históricos documentan el cuento del encuentro de Pablo con el fantasma del Emperador Pedro el Grande), y presagió su propio trágico final; esta fue la razón por la que tan pasionalmente escaló al poder para tener tiempo para reformas progresistas en Rusia. No fue entendido, fue cruelmente asesinado por la nobleza de la corte y maldito.

El héroe de nuestro ballet es el Príncipe Pablo en sus primeros años. Lo representamos en el período cuando estaba lleno de brillantes ideas, ambiciones de largo alcance y a punto de encontrarse con el primer giro trágico de su vida. Esta obra es una búsqueda de la respuesta al eterno dilema hamletiano: ‘¿Ser o no ser?’”

Los personajes de la obra: personalidades y aspectos psicológicos

Catalina la Grande: Esposa del fallecido zar Pedro III. Emperatriz regente y madre de Pablo.
Ambiciosa, capaz de asesinar a los miembros de su familia para mantenerse en el poder, inaccesible y celosa.

El Favorito: Amante de Catalina, recibe toda la atención de la Emperatriz. Enamorado de Catalina y completamente sometido a ella, no tiene interés en el poder sino solo en complacer a la Emperatriz.

Pablo: Hijo de Pedro III y de Catalina la grande. Sensible, siempre en búsqueda del amor y de la aprobación de su madre, atormentado por el recuerdo de su padre.

Natalie: Esposa de Pablo. Ambiciosa, sueña con el poder, incita y presiona a Pablo para hacer valer sus derechos al trono de todas las Rusias.

Pedro III: Zar de Rusia, padre de Pablo, esposo fallecido de Catalina la grande. Su fantasma aparece a Pablo y clama venganza.

Catalina la Grande: conocido personaje histórico.

Catalina II de Rusia nace como Sofía Federica Augusta el 2 de mayo de 1729 en Stettin, Prusia.

En 1745 se convierte a la Iglesia ortodoxa rusa y es bautizada Yekaterina Alekséyevna. Ese mismo año contrae matrimonio con el Duque Pedro heredero del trono ruso. El matrimonio sin embargo no es feliz. En octubre de 1754 nace su hijo, Pablo.

En 1762 Pedro es proclamado emperador pero poco después es destituido del trono por un golpe de estado. Catalina es proclamada emperatriz Catalina II de Rusia. Tres días después Pedro es asesinado, el involucramiento de Catalina en su asesinato nunca fue comprobado.

A través de su vida Catalina tiene varios amantes, a los cuales otorga altos cargos políticos de los cuales el más destacado es Grigori Potemkin.

Catalina toma durante su mando gran interés en la educación y la cultura, promoviendo las artes y manteniendo correspondencia con grandes pensadores de su época como Voltaire.

Muere en San Petersburgo en 1796, luego de 34 años como emperatriz. Es sucedida en el trono por su hijo Pablo.